Nuestro Blog

Como limpiar un bote sifónico

Uno de los elementos de mayor relevancia en las instalaciones de drenaje, son los denominados botes sinfónicos, los cuales son elementos de singular forma que se encuentran ubicados en el piso del baño o la cocina y se encuentra protegido por una tapa metálica, tiene la función de impedir que los gases y olores desagradables refluyan desde las tuberías a las habitaciones, por lo cual, es imprescindible que dicho elemento se encuentre permeable y en óptimas condiciones.

Para cumplir con su función, el bote sifónico está diseñado para que tenga una única salida y múltiples entradas por donde ingresa todo el líquido proveniente de los distintos desagües que se encuentren en la habitación. El esquema de esta pieza de las instalaciones de drenaje favorece a la restricción del flujo retrogrado de hedores y olores de las aguas residuales, ya que el líquido que ingresa al bote sifónico se acumula hasta la superficie del mismo por lo que las entradas siempre se van a encontrar sumergidas en liquido con lo cual se restringe el paso de elementos gaseosos por las mismas, es decir, los olores desagradables.

Indudablemente, debido a que el bote sifónico recibe todo el drenaje de la habitación en donde se encuentre instalado, por dicho elemento transitan grandes cantidades de agua y todo tipo de desechos que esta contenga, por lo cual es muy común que en los botes sifónico se acumulen y depositen muchos residuos que pueden provocar una obstrucción de los mismos, debido a ello es importante realizar periódicamente la limpieza y lavado de estos elementos para mantenerlos en un buen estado.

Realizar la limpieza del bote sifónico es una actividad muy sencilla y fácil de realizar que no requiere de poseer grandes conocimientos en lo que a fontanería se refiere, sin embargo, en los casos donde el bote sifónico se encuentre completamente obstruido o atascado, lo recomendable es solicitar os servicios de una empresa de desatascos, ya que dichas compañías poseen técnicos calificados y profesionales para desatascar el bote sifónico de manera rápida y efectiva sin provocarle ningún tipo de perjuicio a este elemento durante la realización del procedimiento.

El primer paso a realizar es retirar la tapa protectora y los elementos embellecedores del bote sifónico, para ello utilizaremos un destornillador; este procedimiento es relativamente sencillo y rápido de hacer, pero, es importante realizarlo con precaución para no causarle un daño a los embellecedores al momento de utilizar la herramienta mencionada con el fin de preservar la estética del bote sifónico. Algunos botes sifónico poseen una manivela protectora debajo de la tapa metálica, dicha manivela es muy fácil de abrir, solo se debe girar hacia el lugar indicado y de esta manera cederá fácilmente para su apertura.

Seguidamente, evidenciaremos como en el interior del bote sifónico existe una gran cantidad de desperdicios y basuras que procederemos a eliminar, para ello, hay que colocarse guantes de látex y con las manos retiraremos toda clase de desechos que se encuentren alojados dentro de este elemento. Por otro lado, un elemento que podemos utilizar para realizar este paso son las siempre útiles pinzas, con las cuales podemos coger de manera precisa pelos y demás objetos de mínimo tamaño y de esta manera lograr que la limpieza sea completa. Todos los desperdicios obtenidos en la limpieza deben ser colocados en una bolsa para posteriormente botarlos.

Antes de tapar nuevamente el bote sifónico debemos inspeccionar que la limpieza realizada a brindado los resultados requeridos, para ello abriremos uno de los grifos que drenan en el bote sifónico en cuestión, y con ello comprobaremos que el mantenimiento realizado a dado resultados satisfactorios. En el caso donde el agua no fluye de manera óptima por el bote sifónico, es probable que exista obstrucciones o acumulaciones de residuos en el desagüe del grifo, por lo tanto, debemos realizar una limpieza de esta tubería. Se pueden utilizar los desatascadores, un alambre o productos limpiadores bacteriológicos para realizar el lavado de la tubería obstruida.

Para finalizar, una vez que todos los procedimientos efectuados fueron positivos y comprobamos de que el bote sifónico se encuentra permeable y en completa operatividad, finalizaremos cerrando el mismo, para ello colocamos nuevamente la manivela, la tapa metálica y los embellecedores de esta pieza para sellar eficazmente el acceso al mismo.

Realizando estos sencillos pasos al menos una vez al mes, lograremos que el bote sifónico de nuestro baño o cocina cumpla siempre con su función y no presente obstrucciones o averías que pueden provocar la aparición de problemas y olores indeseados. Para concluir, si usted no desea realizar la limpieza por su propia cuenta, puede contactar con su empresa de fontaneros Villalbilla baratos de confianza para que realice este servicio.

Desatascar una tubería

El atasco de tuberías es algo demasiado frecuente en un hogar y lo más importante es que no siempre es necesario llamar a una fontaneria Villalbilla, ya que aplicando algunos trucos caseros, podrás evitarte un gasto innecesario. El desatascador es sin duda, la herramienta protagonista en estos casos. Funciona llenando el fregadero unos cinco centímetros y bombeando hasta que se haya eliminado el tapó que hubiera y el desagüe succione correctamente.

Pero si los métodos usados durante toda la vida fallan, se pueden usar otros como por ejemplo conectar al grifo una manguera y meterla todo lo que se pueda en el desagüe evitando que salga la menor cantidad de agua para que la presión que ejerza sea mayor.

Si el problema se encuentra en el inodoro, lo mejor es usar la escobilla enrollada en una toalla y moverla desde arriba hacia abajo hasta que se desatasque la tubería. Si ninguno de los métodos funciona, se puede usar sosa mezclada con agua hirviendo. Pero hay que tener mucho cuidado en estos casos ya que la sosa es muy tóxica y mezclada con agua puede provocar daños graves en la piel.

Prevenir un atasco

Una vez que las cañerías hayan vuelto a funcionar, lo mejor es mantenerlas así, por eso vamos a dar algunos consejos para que sigan funcionando al 100% durante el mayor tiempo posible. Lo primero que hay que hacer es evitar que los desperdicios se cuelen por los desagües ya que la avería podría salir muy cara. Además de suponer un gran derroche de agua es un gesto poco solidario con el medio ambiente. También es importante que abras, como mínimo una vez al mes, el tapón del sifón para quitar los residuos que se hayan podido ir quedando acumulados. También se puede hacer una limpieza sin usar productos químicos. Para ello bastará con echar medio vaso de vinagre templado y medio de bicarbonato. Con esto bastará para quitar la suciedad que se haya ido adhiriendo si aún no se ha formado un tapón. Además vas a conseguir que tu lavabo o fregadero no tenga malos olores por los residuos orgánicos. Otro truco que puede servirte es echar por el desagüe los posos del café ya que éstos también ayudan a eliminar los restos que comienzan a acumularse.

En cualquier caso, si a pesar de todos los cuidados se te han atascado las cañerías, lo mejor será avisar a un fontanero para que te lo solucione cuanto antes y evitar un mal mayor.